La Homosexualidad en la Suprema Corte de México

Cuando las decisiones de la máxima autoridad judicial de un país rayan en el absurdo, es momento de reflexionar sobre la agresiva manipulación ideológica a la que estamos siendo sometidos, nosotros y nuestros hijos; donde la razón y la verdad resultan innecesarias para quienes quieren imponernos sus ideas.

La falla medular de la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación) mexicana no fue de índole jurídica, sino de falta de interés en la búsqueda de la verdad (con mi profundo reconocimiento para las dignas excepciones entre los ministros); donde incluso la lógica fue dejada en el pasillo.

Así, la SCJN, modificó caprichosamente los conceptos de familia y matrimonio para que ahora cualquier cosa pudiera llamarse así.

Y por lo tanto, hicieron que el matrimonio heterosexual fuera igual que el homosexual (o que cualquiera) y como no puede haber discriminación entre ellos, reconoció el derecho a la adopción para los homosexuales.

De la familia los ministros dijeron que: (Lea estas “joyas” de la SCJN)

1.  “El artículo 4º constitucional protege a la familia pero no determina el modelo de familia que se protege”

Nuestros ministros resultaron adivinos, pues hoy saben lo que pensaban los diputados del Congreso Constituyente…

Pero por otro lado, en el Diario de Debates de la reforma constitucional de 1974 se hace referencia a un ideal de familia y NO menciona familias con papá y papá o mamá y mamá; pues dice:

La entidad familiarse compone por el padre, la madre y pocos hijos; y añade: “Este modelo es el ideal de nuestra sociedad futura

2.  “No hay un concepto ideal de familia tipo Walt Disney, porque existen familias compuestas por madres solteras (mono-parental), divorciados con hijos…”

El Estado debe proteger todas las manifestaciones de familias como las de lesbianas, homosexuales, hippies…”

Pero desconocen que solo hay una familia, la familia natural; pues ésta se define por su origen y toda familia surge de la relación natural (por complementaria) entre un hombre y una mujer.

Solo hay un tipo de familia; la cual puede llegar adquirir diferentes formas a lo largo de su existencia (familia matriarcal, extendida, mono-parental, disfuncional, nuclear, etc.)

Pero además, la SCJN violó los derechos humanos de todos los mexicanos (lo que nos faltaba…), pues la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), que en México tiene rango constitucional, dice que:

“La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Dice LA familia y no LAS familias; y se refiere a ella como el elemento NATURAL.

Del matrimonio la SCJN dijo que: (seguimos con la “joyería” de los ministros…)

  1. 1.    La Constitución no establece el concepto de matrimonio…

Entonces ¿Cualquier cosa es matrimonio?

Por lo visto, los ministros no consultaron el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua que define el matrimonio como: “Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales

Y tampoco analizaron la etimología de la palabra matrimonio que procede de dos palabras latinas: matris” = “madre” y “monium” = “defensa”. Esto significa que el matrimonio es la protección de la mujer que es madre.  

Y si las parejas homosexuales no pueden procrear, entonces no pueden ser madres y por lo tanto, no puede haber matrimonio. Sencillo… ¿No?

2.   Su finalidad (de la Constitución) no (era) definir el concepto de matrimonio, que es una referencia a lo que se entendía en ésa época y que no impide su evolución

Seguimos con las adivinanzas: ¿Cómo supieron cual era el pensamiento de los Constituyentes?; ¿Quién les dijo que había “evolucionado” y hacia dónde?

3.  Existe una tendencia a nivel mundial al reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

¿Solo 9 países, el 4.7%, de 192 países es “tendencia a nivel mundial”?; aclarando que dos de ellos NO les permiten la adopción.

4.  La limitante de procrear hijos biológicamente (por parte de las parejas homosexuales)… no es una “diferencia o desigualdad” (frente a las parejas heterosexuales)

Tan profunda reflexión de la SCJN amerita pedir ayuda a Plaza Sésamo, para que nos explique que es igual y diferente; pues si la procreación no es una diferencia… ¿entonces?

5.  Pensar que la Constitución excluye a un sector de personas (homosexuales), sería como discriminarlos por cuestiones étnicas, por ser pobres o discapacitados      

Sin embargo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 2009 confirmó que ni la “orientación sexual”, ni la “identidad de género” son nuevas categoría de no-discriminación, y que los tratados de derechos humanos de la ONU no las incluyen.

Así mismo, el Tribunal de Estrasburgo, el tribunal europeo de derechos humanos, en 2010, sentenció que “el matrimonio es claramente entendido como la unión entre un hombre y una mujer”; pero además confirmó que “El matrimonio homosexual no es un derecho fundamental y universal”

Pero además, de acuerdo a la naturaleza humana, la comparación entre parejas homosexuales y heterosexuales no procede; ya que la discriminación implica tener un trato diferenciado entre iguales.

Y en este caso, en los dos tipos de parejas, su naturaleza y sus fines son distintos; ya que, a diferencia de las heterosexuales, las parejas homosexuales NO tienen:

a.   Complementariedad física  

b.   Complementariedad psicológica

c.   Órganos sexuales complementarios

d.   Capacidad de procreación

Pero además, hay diferencias graves que no se quisieron considerar y que prueban que es criminal alentar la conducta homosexual.  

1º) La más importante es que no todas las personas con atracción al mismo sexo (AMS) desean seguir así; pues hay muchos de ellos que no quieren tener ese tipo de vida y que lo que piden es ayuda para recuperar su normalidad.

“Comprender a los homosexuales implica también, impedirles ---en la medida de lo posible--- que hagan cosas que agraven su enfermedad” (1)  

Así, esa ayuda les seria negada a quienes desean recuperar su heterosexualidad, porque la SCJN ha dicho que la práctica homosexual es “buena”.

Aquí vale la pena conocer lo dicho por el afamado director de cine  Franco Zeffirelli:

“Soy homosexual, pero no gay, una palabra que odio, que es ofensiva y obscena

2º) La otra, y no menos importante, es la corta y pobre calidad de vida de quienes deciden ser personas homosexuales activas (aquí, solo dos ejemplos):

A. Las personas homosexuales representan entre el 1% y 2% de la población [España: 1.0%; Canadá: 1.7%; EEUU: 2.4%; pero los gays (homosexuales activos), representan:

  • El 73% de los enfermos de SIDA en EEUU         
  • El 85% de los enfermos de SIDA en Europa
  • El 60% de los enfermos de Sífilis en EEUU (2)

B. La esperanza de vida de un gay es de 23 años menos (51 años); y la de las lesbianas en unión homosexual legal es de 22 años menos (56 años) en Dinamarca, primer país en reconocer las uniones homosexuales (3).

3º) En muchos países del mundo, como en EEUU, los hombres que hayan tenido sexo con hombres tienen prohibido donar sangre; debido a su alto riego epidemiológico en relación al SIDA; y no es discriminación.

4º) En síntesis: “La homosexualidad no es innata, no es inmutable y tiene un alto riesgo para la salud psicológica, medica y relacional de las personas”  (Asociación Nacional para la Investigación y Tratamiento de la Homosexualidad de los EEUU)

De la adopción la SCJN dijo que: (Ahora las “joyas” de la adopción)

Nota: La preocupante situación de las personas homosexuales, hombres y mujeres, descrita en los incisos anteriores son argumentos suficientes para no permitirles criar niños.

Pero, adicionalmente, el Instituto Mexicano de Orientación Sexual informó a la SCJN, que 31 estudios realizados durante los últimos 15 años en diferentes países demuestran que “las personas homosexuales presentan más conductas de riesgo que las heterosexuales, tales como: consumo de drogas, depresión, violencia dentro de la pareja e intentos de suicidio

Pero veamos que dijo la SCJN sobre las adopciones:

1.  (En las adopciones…) “Resulta indistinto la preferencia sexual del solicitante”.

"La orientación sexual no define la calidad moral de las personas, ni su calidad para ser padre o madre".

PreguntasY entonces, ¿Por qué no pueden procrear?; ¿Eso significa que los niños podrán ser adoptados por un pedófilo, un pederasta, una transgénero, un travestí, etc.?

2.  Un ministro opinó: El interés superior del menor debe ser probado y no intuido, que se demuestre con pruebas y no con sentido mágico…

¡Excelente razonamiento!

Pero le dijeron: “No hacen falta estudios para esto, porque la Constitución es muy clara”

¿Eso significa que los Constituyentes de 1917 ya sabían que los niños podían tener padres homosexuales… y sin causarles algún problema...? ¡¡Vaya anticipación!!

3.  El que el Estado deba garantizar los mejores padres posibles, es inoperante y violatoria de las garantías de igualdad y no discriminación…”

En atención a este ministro, las adopciones deberán otorgarse de manera proporcional a quienes puedan ser mejores, peores y más o menos buenos padres... ¿Así está bien?

4.   “Los padres homosexuales es algo que tenemos que asimilar culturalmente, ampliar los estudios no es el camino, sobre todo cuando de origen son discriminatorios

Nunca esperé ver a algún déspota en un Tribunal Supremo; pero aquí algunos nos dan a entender que: “La verdad soy yo”; y “la ciencia no me importa… y los niños tampoco”

Lo que aquí vemos es a la SCJN ha otorgando “culturalmente” a los homosexuales unos “derechos” que la naturaleza les niega.

5.  “La Corte no debe prejuzgar por ser parejas del mismo sexo”

¡Claro que no! Por eso les ofrecieron decenas de estudios de otros países; que se negaron a estudiar

Y si pensaban que las parejas del mismo sexo mexicanas son diferentes a las de los demás países del planeta, podrían haber esperado a realizar los estudios y después decidir.

Finalmente, sí prejuzgaron a su conveniencia.

CONCLUSIÓN: Desconozco si en la SCJN de México exista corrupción, ignorancia o irresponsabilidad; pero lo equivocado de su actuación raya entre el ridículo y la vergüenza; y con ella han hecho obligatoria la enseñanza de la homosexualidad a los niños; ya que al decidir que es buena, no enseñarla será un discriminación.

Lo anterior es un ejemplo típico de lo que está ocurriendo en muchas partes del mundo.

Es necesario tomar provisiones para evitar que esta conducta siga extendiéndose.

Juan M. Dabdoub Giacomán
Familia Mundial
Octubre de 2010 Monterrey, N. L.; México

(1) “Homonomio”  - Jorge Scala; Buenos Aires; 20.08.2010
(2)  Homosexualidad: De la Realidad a la Esperanza; Juan Dabdoub Giacoman;  julio de 2010
(3)  http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=16420 (2008)

 

 
Copyright 2010 Union Neoleonesa Todos los derechos reservados
Ixmiquilpan 2854-A Col. Mitras Centro Monterrey N.L. C.P. 64460 Tels. 83338477 y tel/fax: 83461565
Sitio Desarrollado por Sttudio33 | Imagen & Estrategia