Salud

NUTRE Y PROTEJE EL CEREBRO DE TU HIJO

                                                         

rutas y Vegetales, Granos Integrales, Leguminosas, Semillas Oleaginosas.

Publicado el enero 24, 2011 
por Mauricio Padilla

Lo que come y lo que no come tu hijo puede hacer la diferencia entre aprender y batallar. El vínculo entre la nutrición y el cerebro ha sido demasiado bien documentada. Es difícil encontrar un nutrimento que no influya sobre la fisiología del cerebro y muchos de ellos tienen un efecto muy importante en la conducta y en la capacidad de aprender. Se ha encontrado que algunos alimentos mejoran el desempeño del cerebro, mejoran la conducta, estado anímico, motivación, memoria, impulsividad, auto control e influyen positivamente en la calidad de sueño. Se ha encontrado también que algunos aditivos químicos muy comunes pueden disparar hiperactividad y problemas de atención en los niños.

El vínculo entre los aditivos químicos y el cerebro (especialmente con hiperactividad) data de observaciones clínicas de hace más de 30 años. Fue el Dr. Ben F Feingold, un pediatra y alergólogo estadounidense el que dio a conocer dicho vínculo en la década de los setentas. Fue muy debatido el tema ya que algunos estudios no corroboraron el vínculo. Sin embargo a finales del 2007 un grupo de investigadores de la universidad de Southhampton en Inglaterra realizó un estudio donde se escogieron niños de una escuela, donde la mayoría no tenía problemas de hiperactividad. De hecho este es el primer estudio bien realizado donde se comprueba que los colorantes y que el aditivo químico benzoato de sodio provocan síntomas de hiperactividad y problemas de atención en niños sanos (sin el diagnóstico previo de problemas conductuales).  El estudio fue solicitado por la “Agencia de Estandares en Alimentos” al “Comité de Sustancias Químicas Tóxicas en Alimentos, Productos de Consumo y Ambientales” y fue finalmente publicado en la revista médica británica “The Lancet” en Noviembre 8 del 2007). Fue tan contundente que generó todo un proceso gubernamental orquestado para eliminar estos colorantes de los alimentos británicos.

Esto vuelve a poner el dedo en la llaga para la industria de alimentos. La conclusión de este estudio fue que los colorantes artificiales encontrados en muchos alimentos para niños (especialmente dulces y refrescos), sí afectan la conducta de los niños haciéndolos más inquietos, más hiper activos y con menor capacidad de atención. La realidad es que los colorantes juegan un papel meramente comercial y generalmente se usan para esconder el hecho de que el alimento no contiene las frutas o alimentos que le aportarían el color natural. Un alimento con colorantes artificiales perjudica de dos maneras, la primera por contener estos colorantes que han sido vinculados con problemas de conducta y por otro lado porque estos alimentos generalmente no contienen la fruta u otros ingredientes naturales que aportan los nutrimentos protectores de la salud.

Cada vez es más importante leer las etiquetas: Por ahora recomendamos evitar los cinco aditivos químicos riesgosos de acuerdo al “Centro de Ciencias para el Interés Público” “CSPI” (www.cspinet.org). Este organismo es una buena fuente de información sobre alimentos ya que se mantiene sólo de aportaciones de suscriptores (no recibe aportaciones de la industria alimenticia ni del gobierno):

  1. Nitrito de sodio en salchichas y en embutidos.
  2. Acesulfame K edulcorante artificial encontrado en muchas bebidas light y postres light.
  3. Bromuro de potasio en harinas preparadas para panadería comercial y galletas.
  4. Grasas trans y aceites vegetales hidrogenados y parcialmente hidrogenados.
  5. Colorantes artificiales. Especialmente evitar el Amarillo 5 y 6, y el Rojo 40. Estos son los tres colorantes artificiales citados en el estudio publicado en la revista “The Lancet” de Noviembre del 2007.

El estudio británico menciona otro aditivo químico que no es un colorante, el benzoato de sodio, cuando esta combinado con colorantes, como parte del problema. El CSPI (tal vez desde el estudio de finales del 2007) lo reclasificó como “riesgoso para algunos individuos”, especialmente niños con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad).

Por otro lado, el vínculo positivo entre los alimentos y el cerebro – conducta, llamado por algunos “neuro-nutrición” ha sido bien estudiado desde hace varias décadas. Uno de los pioneros en el estudio de la influencia de los nutrimentos en el cerebro y conducta en la década de 1970 fue el Dr. Roger Williams, reconocido bioquímico norteamericano (descubrió el ácido pantoténico o vitamina B5 y nombró el ácido fólico). Le han sucedido muchos otros.

La conclusión es clara, si queremos mejorar el cerebro, la conducta y el aprendizaje de nuestros hijos con la nutrición se requieren dos enfoques.

1.- Eliminar lo que afecta al cerebro.

2.- Incorporar lo que ayuda al cerebro.

Hay algunos alimentos que han sido vinculados con el desarrollo saludable de los niños. Estos alimentos son parte vital de una buena nutrición del cerebro y por lo tanto hay que asegurar un aporte diario o casi diario. Estos cuatro grupos de alimentos son: Leguminosas, Granos integrales, Frutas-vegetales y Semillas y granos.

Leguminosas como el frijol, chícharo, lenteja, garbanzo, habas y alubias.
Granos integrales: Arroz, trigo, avena, cebada, centeno, amaranto, maíz y quínoa.
Frutas de todas clases, especialmente las que contienen aceites como el aguacate y vegetales de flor (brócoli, coliflor, flor de calabaza), de tallo como el apio y el palmito, los de hoja como quelite, acelga, espinaca y los de rizoma como zanahoria, jengibre, salsifí, cebolla y poro, entre otros.
Las frutas y los vegetales contienen antioxidantes que protegen a las neuronas de sustancias dañinas como son los radicales libres (moléculas que destruyen la membrana celular y el ADN nuclear).
Los granos integrales contienen aceites omega 3, 6 y 9, fibra vegetal y fito-químicos protectores de las defensas (sistema inmune) y protegen del deterioro de las neuronas.
Las leguminosas son una importante fuente de hidratos de carbono complejos que colaboran a evitar sobre peso, diabetes, problemas cardiovasculares y síndrome metabólico.
Las semillas oleaginosas como almendras, nueces, piñones, chía, linaza y semillas de calabaza son las más ricas en aceites omega 3 y 6, así como en sustancias vitales para la regeneración de la membrana de la neurona como son los fosfo-lípidos (fosfatidil colina o lecitina, fosfatidil inositol y fostatidil serina).

La tragedia de los tiempos modernos es el doble impacto negativo a la salud y niños y adultos. Por un lado aumento en el consumo de alimentos procesados y refrescos embotellados no saludables y a la vez disminución en el consumo de frutas, vegetales, semillas, granos integrales y leguminosas. Este doble “gancho al hígado” es el responsable en buena medida del incremento tan importante en la incidencia de sobrepeso, diabetes, bajo rendimiento escolar y de problemas de conducta en los niños y del aumento en la incidencia de enfermedades degenerativas (incluyendo las neuro-degenerativas como parkinson y alzheimer) en los adultos.

Cada vez hay más estudios que confirman que los cuatro grupos de alimentos mencionados son las “cuatro patas” de la mesa de la salud y el desarrollo saludable de un niño. 
F

 

Cofepris Vs. Productos prometedores

 

 Publicado el enero 18, 2011 por mauriciopadilla
Cofepris (Entrar en esta liga)

La COFEPRIS ha llamado la atención de muchos productos que se venden con alusiones de prevenir o curar, los ha prohibido porque están declarando efectos preventivos y/o terapéuticos que no han sido valorados en los productos específicos mencionados. No quiere decir esto que los ingredientes de algunos de estos productos no tengan propiedades saludables, terapéuticas o preventivas comprobadas científicamente como es el caso de la sábila, silimarina del cardo mariano, alcachofa, ginsen, gingko biloba, etc. Estas plantas medicinales tienen una muy abundante documentación científica de eficacia. Tanto es así que hay medicamentos registrados como tal (tanto en México como en otros países) con esos ingredientes pero en el mercado hay muchos productos que dicen contener estos ingredientes pero no han sido valorados en cuanto a su eficacia, presencia del ingrediente activo, estabilidad del mismo, etc.

Si se desea recomendar un producto conjuntamente con aseveraciones de su efecto en la fisiología, salud, terapia o prevención, esto requiere que tu producto este sustentado en estudios que lo validen. Desafortunadamente esto no es así en la mayoría de los productos naturistas, muchos de ellos elaborados de manera muy empírica, casera, y con poco o nulo control de calidad. En este caso estoy de acuerdo con la COFEPRIS, es un esfuerzo dirigido a evitar el engaño, repito no porque la eficacia de los INGREDIENTES no este corroborada por la ciencia (hay abundante investigación seria de los beneficios de varios de los ingredientes) sino porque el producto se vende con aseveraciones de efectos en la salud que NO han sido valorados en el producto mismo. Muchos de estos productos no contienen la cantidad suficiente del ingrediente. Si un producto contiene alcachofa no quiere decir que tiene los efectos comprobados de la alcachofa, ya que depende de la concentración y de la forma y calidad del ingrediente.
El mercado de productos naturales en México debe de elevar su calidad, hay mucho producto natural o “naturista” que no tiene la calidad suficiente y se vende con aseveraciones de prevención o cura que no han sido valoradas en el producto mismo. Requerimos una industria de productos naturales más ética y comprometida con las buenas prácticas de manufactura. Desafortunadamente en algunas ocasiones se llevan de encuentro algunos productos (tal vez contados) que están bien hechos y es que “pagan justos por pecadores”.El comercio ético de productos naturales requiere una educación a los fabricantes sobre como hacer productos naturales que cumplan con normas tanto de elaboración como de promoción, evitando aseveraciones no valoradas con el producto especifico (aunque los ingredientes cuenten con un buen “curriculum científico”). Sirvan estas líneas de explicación de la postura personal sobre el tema.
Mauricio Padilla

Mayor Informacion a:    

 Siloe
Naturaleza, Salud y Vida
Dr. Rafael Pámanes Bringas
81232116 y 81231459

 

 

 

 

La Obesidad Infantil es un problema para todos

 

 

 

LA OBESIDAD INFANTIL ES UN PROBLEMA DE TODOS

Por: Dr. Rafael Pámanes Bringas

Los Estados Unidos está experimentando una epidemia de obesidad y México su hermano vecino del sur no es la excepción. Dos tercios de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos y la epidemia también afecta a los niños. Nuevamente México no se queda atrás con un honroso 35% donde Nuevo León está incluido.

Hoy en día, un tercio de todos los niños de  2 a 19 años tienen sobrepeso o son obesos. La mayoría de estos niños se convertirán en diabéticos y cerca del 60% serán obesos de adultos si no se hace algo HOY.

Incluso ahora, los costos de la obesidad son asombrosos – 112,000 estadounidenses mueren cada año debido a enfermedades relacionadas con la obesidad, y la atención a la obesidad; enfermedades relacionadas y complicaciones le cuesta a los gobiernos inversiones por más de 150 mil millones de dólares cada año.

ABC News mayo 13 del 2010 informa:

"La generación de niños nacidos en el año 2000 es probable que tenga la esperanza de vida más corta que sus padres. La productividad económica de esta generación probablemente será menor que la de sus padres también. De hecho, un adulto obeso, añade en el cuidado de la salud un exceso de 1400 dólares anuales en los costos en comparación con sus pares no obesos. "

 

El futuro del mundo en desarrollo está en juego como resultado de nuestro problema de la explosión de la obesidad.  Estoy convencido y decidido a contribuir en el cambio de esta tendencia mortal alrededor nuestro. Hace varios años, el Dr. Mercola preocupado y ocupado por este tema también escribió un libro sobre la llamada generación XL donde se describe a detalle el verdadero problema que hay en los Estados Unidos en relación a este grave problema.

La epidemia de obesidad está cobrando víctimas cada vez más jóvenes. Un tercio de todos los niños estadounidenses y mexicanos de entre 2-19 años tienen sobrepeso o son obesos, poniéndolos en riesgo creciente de enfermedades graves que pueden cortar sus vidas. No en vano entre estos dos países ocupamos los dos primeros lugares en obesidad mundial tanto en niños como en adultos. México el primero en obesidad infantil y el segundo en adultos.

Investigaciones recientes indican que para mediados de siglo, el creciente riesgo de enfermedades graves crónico degenerativas relacionadas con la obesidad como la diabetes, enfermedades cardíacas y el cáncer, podría disminuir la esperanza media de vida actual por hasta cinco años.

Si esta epidemia no se invierte ahora, veremos por primera vez en la historia, a  niños que viven vidas más cortas que sus padres. Tengo la esperanza, pero sobre todo la fe, que vamos a despertar la consciencia  en este tema de salud a tiempo antes de que se convierta lo anterior en una realidad.

¿Qué es lo que realmente hace que su niño suba de peso?

El sistema alimentario de hoy en día se ha convertido en un sistema extremadamente dependiente del jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), cereales refinados, alimentos procesados, conservadores, colorantes y edulcorantes artificiales, todos los cuales forman parte de una receta para el aumento de peso en gran medida. Como probablemente ya saben, es la principal fuente de calorías en EUA y se ha convertido igual para nuestro país.

Si usted entiende esto, entonces usted está en el camino correcto hacia la comprensión de lo que es la verdadera respuesta al problema.

Michael Pollan escribió un libro, Dilema omnivoro, acerca del porqué el jarabe de maíz alto en fructosa es tan perjudicial para la cintura, causando obesidad central. Y, en resumen, es porque la fructosa se convierte en grasa mucho más fácil y rápidamente que cualquier otro azúcar.

Además, el hecho de que la mayoría de la fructosa que se consume sea en forma líquida, como los son las sodas y refrescos embotellados- que es la principal fuente de calorías en la dieta de los EUA y México – esto en definitivo aumenta significativamente sus efectos metabólicos negativos.

Entendiendo esto, debería ser obvio entonces la limitación o eliminación total de la fructosa de la dieta de su niño, además de las harinas refinadas y grasas refinadas e hidrogenadas, este tema es de suma importancia si se quiere proteger la salud de su hijo y su bienestar de por vida.

Los alimentos procesados son otra fuente importante de jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF) además de otras sustancias adicionadas que pueden dañar la salud intoxicando las células de su organismo, tales como el Glutamato monosodico (MSG), que actúa como un agente tóxico y esta descrito su síndrome al consumir productos con salsa de soya de la comida china, y que al mismo tiempo no proporcionan los nutrientes naturales y saludables que el cuerpo de su hijo necesita.

La mayoría de los estadounidenses gastan 90 por ciento de su dinero en los alimentos procesados, y parece ser que en México y particularmente en Nuevo León, sin importar el estrato socioeconómico, seguimos las enseñanzas de nuestro vecino país del norte al pie de la letra; esto lleva una garantía implícita prometiendo guardar los kilos de ese alimento en tu cuerpo al interferir con la capacidad del mismo para regular la insulina y la leptina, importantes hormonas metabólicas en el desarrollo de la obesidad.

Además de esto, muchos de ustedes han sido engañados en pensar que toda la grasa es mala, haciendo dietas libres completamente de ella, los estudios han demostrado que el principal responsable ha sido el azúcar refinada y sus derivados y el uso de grasas refinadas usadas en la conservación de los alimentos procesados, haciendo que en lugar de que se pierda peso y se vea la persona delgada, en realidad causen aumento de peso en la mayoría de la gente.

En conclusión, el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es el principal factor que promueve el aumento de peso, junto con las harinas refinadas, no la grasa natural mono-insaturada de los alimentos en una dieta balanceada y saludable.

El desafío de tomar buenas decisiones

Los almuerzos escolares constituyen una parte importante de la dieta de su hijo, y la buena noticia es que el sistema escolar y de salud nacional y estatal está tomando al toro por los cuernos cuando se trata de proveer a los estudiantes que lo requieren alimentos y bebidas saludables, ejemplo de ello es el refrigerio escolar. Esperemos que el gobierno estatal y su equipo de trabajo en educación y salud den un eficiente seguimiento al programa PASOS y SPA obteniendo un impacto aún mayor en esta área. Exhortamos al gobierno federal y estatal a que la legislación de los alimentos sea por un bien común, transparente y sin intereses particulares, invitando a la industria alimentaria a apostarle y a invertir en  investigación en nutrición y al desarrollo de productos con un verdadero sentido de la vida y la salud, funcionales y bioactivos.

Sin embargo, la simple eliminación de la tentación no necesariamente enseña a sus hijos a tomar decisiones saludables por su cuenta.

Es muy importante recordar que los niños aprenden más de sus hábitos de salud en el hogar. Y aunque el maestro no está exento del tema y es pilar fundamental de la educación en salud y hábitos saludables en el horario de escuela; la responsabilidad primaria sigue siendo del padre y la madre. Como padres de familia, debemos dar el ejemplo y enseñarles a nuestros hijos la importancia de una buena nutrición, la actividad física y la salud emocional.

A continuación se presentan cinco estrategias básicas de salud que cada padre necesita saber y transmitir a sus hijos.

Cinco pasos que cambian la vida a seguir para ayudar a su hijo con sobrepeso

  • Sustituya jugos y refrescos por agua pura.

Los niños pueden reducir la cantidad de azúcar que consumen simplemente eliminando el consumo de jugos industrializados y refrescos y sustituyéndolos por jugos naturales y principalmente agua potable. Este paso por sí solo puede tener un efecto dramático en el peso de su hijo y la salud, ya que cada refresco o una bebida azucarada consumida aumenta el riesgo de obesidad en un 60 por ciento.

  • Aprenda sobre el metabolismo de su hijo y planifique sus comidas de acuerdo a ello.  

Es importante que los padres animen a sus hijos a comer sano, alimentos nutritivos y de su agrado, centrándose en los alimentos frescos enteros (preferiblemente orgánicos siempre que sea posible). Saber si mi hijo sube fácilmente de peso con tal o cual alimento es conocer su metabolismo y de esa manera  sabré planificar mejor la calidad y cantidad de cada alimento.

Esto no quiere decir que no debe permitir que su hijo coma cuando tiene hambre. Los niños necesitan calorías y nutrientes para crecer y desarrollarse - sólo asegúrese de alentar el consumo de los alimentos saludables orientados a lo que su hijo necesita y conforme a su metabolismo para estar sano - como frutas, vegetales, granos enteros, leguminosas y oleoginosas y no para saciar su hambre, y evitar los alimentos chatarra y procesados.

Recuerde que cualquier comida o snack alta en hidratos de carbono o azúcares genera un rápido aumento en el nivel de su hijo de glucosa en sangre. Para ajustar esta subida, el páncreas segrega insulina en el torrente sanguíneo, lo que disminuye la glucosa de su hijo (azúcar). La insulina es una hormona esencialmente de almacenamiento, que se utiliza para almacenar el exceso de calorías de los carbohidratos en forma de grasa.

La insulina estimulada por el excesivo consumo de carbohidratos durante el consumo abundante de cereales, almidones y dulces, es responsable de la barriga abultada de su hijo con sobrepeso y los depósitos de grasa.

Peor aún, los niveles altos de insulina suprime otras dos hormonas importantes - glucagon y hormona del crecimiento - que son responsables de la quema de grasa y azúcar y promover el desarrollo muscular, respectivamente. Así que la insulina liberada por el exceso de carbohidratos favorece el almacenamiento de la grasa, y por otro lado se bloquea la capacidad del cuerpo para perder la grasa.

  • Reducir o eliminar el tiempo de TV y retirar el televisor del dormitorio de su hijo

La televisión es a menudo una influencia destructiva en los niños. No sólo anima a la inactividad física, sino que también los expone a los comerciales con la promoción de los alimentos sin valor. Así como usted no quiere que su niño esté expuesto a los anuncios de cigarrillos en los dibujos animados y comerciales, tampoco puede permitir que sus hijos sean bombardeados por los anuncios sin parar de productos como dulces, golosinas, cereales, refrescos, jugos y frituras.
Alternativamente, usted puede aplicar una regla que permite a su hijo de un minuto de vídeo (TV o un juego) por cada minuto de ejercicio que el realiza.

  • Práctica del ejercicio físico 

El ejercicio o actividad física es muy importante para todos los niños. Todo niño tiene un gusto por lo que es divertido y así debe ser la actividad física en ellos. Su sobrepeso y obesidad necesita por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, y los principales estudios han demostrado que 60 minutos al día es lo mejor.

Cualquier actividad que pone a su hijo  lejos de la televisión, los videojuegos o la computadora es una buena idea. Comience con un paseo diario con su hijo, poner el ejemplo y que nos vean hacerlo es fundamental y poco a poco podrá aumentar la intensidad y tipo de las actividades tales como correr, brincar la cuerda o usar una máquina elíptica.

  • Ayude a su niño a manejar su estrés emocional que lo lleva a comer

Las emociones juegan un papel importante en la obesidad infantil y, a menudo, los esfuerzos por perder grasa y peso son  saboteados por el comer emocional. Su niño también puede tener dificultad para dejar de comer golosinas de comida chatarra. Es muy importante su apoyo, que se sienta amado, respetado y valorado por papá y mamá, es importante conocer las necesidades emocionales de su hijo, todos los hijos son diferentes y no se puede generalizar y tratarlos por igual.

Para este tema existen algunos métodos de gran utilidad como el apoyo terapéutico en psicología infantil, técnica de digito-puntura  o la técnica de meridianos y libertad emocional MTT / EFT que puede ser profundamente útil en el alivio de no sólo los antojos de alimentos, sino también en el de problemas emocionales subyacentes, tales como baja autoestima, que puede llevar a su hijo a comer alimentos poco saludables o comer en exceso.

Más consejos para la creación de un entorno de alimentación saludable

En última instancia, la enseñanza a su hijo de la importancia de los alimentos saludables y el hacer ejercicio es la clave para mantener la salud. Con esto en mente, he aquí algunos consejos para fomentar una visión saludable de los alimentos y la autoestima en su niño.

  • Predicar con el ejemplo y tratar de mantener un peso corporal óptimo para usted y su cónyuge.
  • Es muy importante hacerle saber a su hijo que su cuerpo es muy valioso y a medida que lo cuide y lo mantenga saludable le permitirá desarrollar más como persona y ser humano en todo lo que realice en su vida, manteniendo un estado pleno y feliz conforme a lo que ha sido creado.
  • Abstenerse de hacer bromas sobre el peso de su hijo, incluso sin el afán de dañar o hacer sentir mal.
  • Explicar a su hijo los riesgos para la salud de tener sobrepeso, evitando comparar a su hijo con sobrepeso con los demás niños, entre ellos los hermanos más delgados.
  • Cocinar comidas saludables para su familia, invitando a participar a su hijo en la elaboración de los alimentos para la comida o la cena, cuidar que su niño no coma alimentos diferentes que el resto de la familia, sino lo que se ha preparado para todos. Esto creará un ambiente de unidad familiar y cambio de hábitos en familia para el bien de todos.
  • Anime a su hijo a elegir alimentos saludables y practique el elogiarlo cuando lo hace, maneje siempre el lado positivo de las situaciones en lugar de hacer sentir mal a su hijo por su peso, por una mala elección o por los hábitos alimenticios de ese momento.
  • En lugar de utilizar los alimentos como recompensa o castigo, elaboren bocadillos saludables disponibles en todo momento, y explíquele a su hijo los beneficios que obtendrá de comer estos alimentos frescos, naturales, e integrales o enteros.

Convertirnos en verdaderos creadores de la salud al cambiar nuestros hábitos y estilo de vida es muy simple cuando llegue a fin de cuentas. Es una cuestión de volver a los fundamentos de todo, formar buenos hábitos, consumir alimentos frescos, cultivados orgánicamente de preferencia, llenos de todos los nutrientes que su cuerpo necesita, que en conjunto con la actividad física, la estabilidad emocional y el dormir bien; usted tiene la receta para el crecimiento de un niño perfectamente sano.

 

Publicidad de Comida Chatarra

MÉXICO, D.F., noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- México se mantiene como el país con mayor cantidad de anuncios de comida chatarra por hora en programación infantil, entre los países de la OCDE, ubicándose por encima de Estados Unidos, informó la organización El Poder del Consumidor (EPC).

                                                

Al presentar un estudio sobre la exposición de los menores a publicidad de este tipo, el colectivo explicó que de acuerdo con un registro realizado entre marzo y abril de este año, en el Canal 5 de televisión abierta, se encontró que existen el promedio 11.25 anuncios de comida chatarra por hora en programación infantil.

En conferencia de prensa, Alejandro Calvillo, director de EPC, dijo que los cereales publicitados para niños "son reconocidos como los peores en el mercado", pues contienen 85% más de azúcar y 65% más de sodio que los publicitados para adultos, además de bajos contenidos de fibra.

De acuerdo al estudio, el 46% de los anuncios utilizaron un regalo para provocar la demanda del producto y el 67.5% utilizó personajes para generar el vínculo afectivo del menor con la marca y el producto.

Alejandro Calvillo agregó que del total de la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia, el 35.1% publicitaron páginas de internet donde los menores encuentran videojuegos con los personajes y productos de la marca.

Durante la presentación del estudio, Abelardo Ávila del Instituto Nacional de la Nutrición explicó que la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia es uno de los factores que más inciden en el deterioro de los hábitos alimentarios de los niños en México.

"Esta publicidad atenta contra la salud, en mayor medida que la del tabaco para los adultos, ya que se trata de un sector vulnerable, los menores no están en capacidad de entender las consecuencias que genera el consumo habitual de estos productos", dijo.

Por separado, Juan Martín, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, comentó que la publicidad de comida chatarra dirigida a las niñas y los niños significa "una violación a su derecho a la salud consagrado en la Constitución y en diversas convenciones internacionales".

Además, de que dijo, es "una violación por el engaño y la manipulación a la que recurre, ya que esta publicidad abusa de los menores, e incluso, los confronta con los mayores, para lograr la venta del producto.

Sin duda, esta publicidad viola de manera sistemática los derechos de la infancia", explicó.

El EPC explicó que el estudio presentado hoy refiere "como la publicidad dirigida a la infancia ha venido recurriendo a herramientas de manipulación y engaño que generan comportamientos antisociales que confrontan a los menores con sus padres y los adultos".

Alejandro Calvillo, Abelardo Ávila y Juan Martín, se refirieron a las recientes recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de mayo de 2010 que establecen la responsabilidad de los gobiernos para evitar el daño de la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia.

"Los expertos en nutrición y derechos de la infancia demandaron que este tipo de publicidad sea prohibida en horarios infantiles y durante la programación en la que un porcentaje importante de la audiencia sean menores, así como su prohibición en todo otro medio que llegue a los menores", coincidieron.

Agregaron que el Estado mexicano y los Poderes Ejecutivo y Legislativo, "han violado, por omisión, el derecho a la salud de la infancia en México, así como también el derecho de los menores a nos ser engañados y manipulados por la publicidad".

 

 
Copyright 2010 Union Neoleonesa Todos los derechos reservados
Ixmiquilpan 2854-A Col. Mitras Centro Monterrey N.L. C.P. 64460 Tels. 83338477 y tel/fax: 83461565
Sitio Desarrollado por Sttudio33 | Imagen & Estrategia